NOTICIAS
Viernes, 15 de Marzo, 2019
Preparación Física - Alimentación - Salud - Golf
Desayunos Golf es Salud: los neurólogos se alían con el golf para prevenir, combatir y ralentizar enfermedades neurodegenerativas
Los especialistas aseguran que la práctica de este deporte puede ayudar en la lucha contra el ictus y la demencia

La Real Federación Española de Golf ha promovido, de la mano de Solán de Cabras, una nueva jornada de los Desayunos Golf es Salud, una mesa redonda compuesta por especialistas médicos de prestigio en la que se debate sobre los efectos beneficiosos relacionados con la salud que conlleva la práctica del golf. Esta vez era turno para los neurólogos, que concluyeron que este deporte puede ser un potente aliado para prevenir, combatir y ralentizar enfermedades neurodegenerativas.

Xavier Guibelalde, Director de Marketing de la RFEG, puso en situación a los presentes haciendo alusión al estudio del Dr. Andrew Murray, impulsor del estudio de la Universidad de Edimburgo que concluyó que jugar al golf puede llegar a alargar la vida de las personas en casi cinco años. Sus palabras, unidas a la bienvenida del periodista de Radio Marca Guillermo Salmerón, guía del encuentro, alzaron el telón.

Tomó la palabra José Antonio García Donaire –ver esbozo de su currículo y del resto de intervinientes más abajo–, estrecho colaborador de la RFEG en la difusión de los valores y beneficios del deporte del golf en el conjunto de la sociedad española, que puso sobre la mesa las patologías de las que se iba a hablar en el encuentro, aquellas relacionadas con la Neurología.

“Sabemos que el golf y el deporte pueden influir en la salud física y mental, porque afecta a la vida social. No es una evidencia clínica, pero sí una tendencia derivada de estudios que hay que difundir y que hay que estudiar para crear evidencias. En lo que no hay duda es que mejorando la nutrición y las condiciones ambientales y aumentando la práctica de ejercicio, ganaremos en salud”, explicó.

El nefrólogo recordó además que “no hay nada como prevenir para ganar en salud y, de paso, ahorrar dinero al sistema. Por ejemplo, en Suecia se ha estudiado que se puede reducir en un 40 % el riesgo de mortalidad con una correcta prevención”, apuntó.

Por su parte, Marcos Llanero, neurólogo, recalcó que “está demostrado que el ejercicio previene enfermedades. También está probado que enfermedades como el Alzheimer se pueden prevenir haciendo ejercicio. Influyen los antecedentes familiares, claro, pero uno puede poner de su parte para combatir, en la medida de lo posible, la aparición de la patología”, explicó.

“Y sabemos que esta actividad física también es fundamental para frenar en parte enfermedades ya activas en pacientes. Toda actividad es buena para personas con enfermedades neurodegenerativas, pero el golf puede ser especialmente favorable, ya que otros deportes como el running son más exigentes”, insistió.

El golf como barrera para frenar ictus y la aparición de demencia

Turno para el neurólogo Joaquín Carneado-Ruiz, que comenzó su alocución recordando que estas enfermedades neurodegenerativas tienen mayor predominancia en personas con más de 65 años. Dicho esto, y tras asegurar que el golf lo tiene todo para ayudar al paciente, lamentó que este deporte “aún tiene que luchar con prejuicios sociales”.

“Hay que trabajar en combatir los estereotipos. Hay médicos que jugamos al golf porque sabemos de sus virtudes. Suscribo los puntos del estudio del Dr. Murray, especialmente el que dice que reduce el riesgo de ictus y, ojo, de demencia”, señaló.

Otro de los focos del encuentro fue el análisis de la repercusión que estas enfermedades pueden tener en el estado anímico del paciente, y ahí entra en juego Vanessa Abrines, psicóloga. En su alocución se centró en la aceptación de las personas de una nueva situación. “Tu vida cambia, y hacerte a unos nuevos hábitos obligados lleva un tiempo, no todo el mundo lo acepta bien. Hoy en día hay una concepción del ‘todo perfecto’, y eso hace que aceptar situaciones adversas sea más complicado. Hay entra en juego la familia, que debe ayudar y apoyar a esa persona”, dijo.

Pablo Cabanillas preside el Comité de Golf Adaptado de la Federación de Golf de Madrid y sufre Esclerosis Múltiple. Su relato reforzó las palabras de Vanessa Abrines: “jugué al rugby toda la vida y de repente, con 20 años, me diagnosticaron una Esclerosis Múltiple. Te preguntas si te vas a morir de esto. Tuve que dejar de jugar al rugby y hacerme a una nueva vida. Me busqué un nuevo deporte, que fue el golf. Pasar página y aceptar la realidad es algo fundamental; si no lo haces te vienes abajo”, relató.

“En ningún sitio me encuentro mejor que en un campo de golf”

A continuación salió a escena Jacinto Garbajosa, un jugador de golf, hándicap 8, que sufre de Parkinson desde hace ya once años. “Decidí que iba a hacer lo que me diese la gana, preocupándome lo justo y disfrutando la vida. El golf me ha ayudado a evadirme de esta enfermedad, disfruto muchísimo de ello”, indicó.

“Se suele asociar el Parkinson con los temblores, pero en mi caso acuso más la rigidez. Y os prometo que en ningún sitio me encuentro mejor que en un campo de golf, al aire libre y centrándome en la pelota. Para enfermedades como la mía, un deporte de sensaciones como el golf es la actividad perfecta”, argumentó.

Su relato dio paso al de Pablo Martínez Arroyo, ex jugador profesional de baloncesto, que puso en conocimiento de la mesa la labor del Instituto Español de Psiconeuroinmunología (UEPNI), del que es miembro. “Muchos deportistas llegan a tratarse con este instituto para afrontar problemas crónicos. En mi caso, unas tendinitis rotulianas que me causaban dolor a diario. Dimos con el origen de las dolencias y me di cuenta de que podía llegar a recuperar las sensaciones de disfrute físico y mental”, contó.

“Y por ello decidí divulgar esta ciencia médica. A nuestra clínica viene a diario gente con problemas que tratamos con nuestro enfoque”, añadió.

Además, el ex jugador de Estudiantes hizo hincapié en “lo positivo que es el golf desde el prisma de que es una actividad que puede hacer de forma conjunta toda la familia. Eso crea un bienestar a la mente que es impagable”.

Ese comentario dio pie a Pablo Cabanillas a resaltar que “lo bueno del Golf Adaptado es que es el puente para seguir haciendo deporte cuando llega una enfermedad. Uno se siente a gusto cuando ve que puede jugar al golf con más personas con Parkinson y con dolencias similares. Yo empecé a jugar con casi 40 años y ha sido un refuerzo muy positivo para la aceptación de mi nueva situación”, compartió.

Para terminar, los especialistas, unos golfistas y otros no, concluyeron de forma unánime que este deporte se puede y se debe prescribir con mayor frecuencia. “Es más colaborativo que competitivo, crea placer a la cabeza a nivel kinestésico y se hace un volumen de ejercicio elevado”, concluyó Joaquín Carneado-Ruiz.

La guinda la pusieron Vanessa Abrines y Pablo Cabanillas. “Yo no lo conocía y os aseguro que lo voy a recomendar”, dijo la psicóloga; “os pido que acerquéis a la gente con enfermedades de este tipo al golf, que puedes tener Esclerosis Múltiple y no solo no se acaba el mundo, sino que puedes seguir disfrutando de actividades maravillosas con esta”, finalizó el jugador madrileño.

Neurología, la quinta especialidad que se sube a los Desayunos Golf es Salud

Cabe recordar que la Neurología es la especialidad médica que trata los trastornos del sistema nervioso, ocupándose específicamente de la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de todas las enfermedades que involucran a los sistemas nervioso central, nervioso periférico y nervioso autónomo.

Antes, habían participado en estos Desayunos Golf es Salud eminencias médicas de campos como la Cardiología, la Traumatología, la Dermatología y la Pediatría. Y en todas estas jornadas la conclusión fue siempre la misma: por sus beneficios para la salud, conviene prescribir golf.

INTERVINIENTES

Xabier Guibelalde, Director de Marketing de la RFEG

Dr. José Antonio García Donaire, nefrólogo. Especialista europeo en Hipertensión y Presidente de la Asociación Española de Hipertensión Arterial.

Dr. Marcos Llanero, neurólogo. Miembro de la Conferencia Española de Alzheimer (CEAFA).

Pablo Martínez Arroyo, ex jugador profesional de baloncesto y miembro del Instituto Español de Psiconeuroinmunología (UEPNI).

Jacinto Garbajosa, jugador de golf.

Pablo Cabanillas Boto, Presidente del Comité de Golf Adaptado de la Federación de Golf de Madrid.

Vanessa Abrines, psicóloga deportiva.

Dr. Joaquín Carneado-Ruiz, neurólogo. Miembro de la Asociación Madrileña de Neurología.

NOTICIAS RELACIONADAS
ENLACES RELACIONADOS